Andrés Mauricio García Núñez, con 37 años de edad y egresado del programa Profesional en Deporte y Actividad Física de nuestra Institución Universitaria, aparece en la Séptima edición del libro ‘Grandes Maestros de Artes Marciales de Brasil’.

Caleño de nacimiento y crianza, Andrés tuvo un paso exitoso por la Escuela Nacional del Deporte, de donde salió hecho un profesional en el calendario de 2004.

mauricio-garcia2Es Cuarto Dan (categoría profesional o de Maestro) en Hapkido, Primer Dan en Yong Moodo y Cinturón Azul de Brazilian Jiu Jitsu, niveles que lo tienen como uno de los referentes de las artes marciales en Brasil.

A la edad de cuatro años su padre, el Gran Maestro Manuel García, dueño de una academia en su natal Cali, lo matriculó en el Dojo (lugar de meditación y práctica de las artes marciales tradicionales) junto con su hermano. “Siempre entrené en familia. Crecí entre estudios, entrenos y campeonatos”, recuerda.

Con sólo 14 años de edad, Andrés ya era Cinturón Negro y para complementar su entrenamiento en Hapkido practicó Taekwondo, Judo y Siscomada (sistema de combate adaptado).

Él asegura que no hay un Arte Marcial superior; todas tienen su valor. “Lo que se busca es promover la calidad de vida, la salud y el bienestar de los practicantes. Esto es lo que hay que tener en cuenta. Muchas personas piensan que el Hapkido no es un deporte, lo que es un error. Nosotros los profesores trabajamos en el desenvolvimiento y el espíritu de superación. Las competiciones sirven como una prueba para dominar sentimientos y calmar los miedos que agitan nuestro interior. Es muy filosófico y especial”, manifiesta Andrés Mauricio.

Después de viajar y conocer muchos países, explorando idiomas y culturas, hoy este egresado abanderado de nuestra Escuela está radicado en Porto Alegre, Brasil.

Durante esos periplos, Andrés se dedicó en gran parte a buscar por el mundo Federaciones de Hapkido interesadas en trabajar respetando los Kwans o Sistemas de Educación, pero con un código competitivo único.

“Anteriormente los atletas de Hapkido tenían dificultades para competir fuera de casa, pues cada nación o campeonato tenía su propio reglamento. Pero esto ha cambiado desde la Federación Colombiana de Hapkido (FEDECOLHAP), creada por varios Maestros, entre ellos mi padre”, explica.

En 2011 y con el acompañamiento de su padre, fundó la Confederación Panamericana de Hapkido. Desde entonces, usa su experiencia de competidor y árbitro para el crecimiento de este deporte y de la organización.

Luego, en 2012, creó el Colegio Internacional de Árbitros de Hapkido. “Mi objetivo es llevar el Hapkido a los Juegos Nacionales en Colombia, afiliar la Confederación Panamericana a la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) y a la WSHF al Comité Olímpico Internacional, para que el Hapkido llegue a una mayor cantidad de personas con la mejor metodología y calidad”, anhela.

Como recompensa a esos propósitos, el Maestro Andrés García influyó para que el Hapkido fuera incluido en los Juegos Deportivos del Valle del Cauca, en 2011, y como un Deporte Alternativo durante los Juegos Mundiales (World Games) Cali 2013.

Y un hecho muy valioso para destacar: en 2014, junto con su padre y su hermano, instituyó la Fundación Hapkido por la Paz y la Convivencia Ciudadana, entidad que busca crear y apoyar proyectos de desarrollo social en beneficio de los menos favorecidos por la sociedad.

Andrés Mauricio García Núñez, un Maestro de las Artes Marciales que ondea bien alto las banderas de Colombia y de la Institución Universitaria Escuela Nacional del Deporte. 



Información:
Grandes Mestres Das Artes Marciais do Brasil - 7a. Edición
Autor: Fábio Amador Bueno y José Augusto Maciel Torres

Notas Relacionadas

 

Nuestra Escuela en YOUTUBE

Compartir en:

gobierno-en-linea
coldeportes
min educacion
escudo cali
colombia compra eficiente
icetex-logo